Estefy Barreno

Reina de San Francisco de Quito

2019 - 2020

En estas épocas difíciles buscamos crear un circulo de empatia en donde mostremos la calidad humana de todos los Quiteños y la capacidad de resiliencia cuando nos unimos por el bienestar de nuestra hermosa ciudad.

Daniela Almeida

2018 - 2019

Reinar significa comprender la problemática de mi ciudad e involucrarse con los capitalinos para conocer sus necesidades y aportar con un grano de arena.

Ana Carvajal

2017 - 2018

Sarah Garcés

2016 - 2017

¡Esto no es solo un trabajo de un año, pero es el comienzo de una bella aventura a favor de los grupos más vulnerables, de los ciudadanos y de mi linda ciudad!

Angie Vergara

2015 - 2016

Dios me dio la maravillosa oportunidad de ser electa Reina de Quito, una gran bendición y un gran compromiso de trabajar en la búsqueda de cambios en la sociedad.

Carolina Báez

2014 - 2015

Amigas y amigos, únanse a mi causa, den una mano al prójimo, y nunca dejen de sonreír ya que el éxito está en la felicidad.

Cristina Elizalde

2013 - 2014

Después de todas estas experiencias maravillosas puedo decir con seguridad que la Fundación Reina de Quito se convirtió en mi segundo hogar y las ex-reinas en una familia.

Silvana Di Mella

2012 - 2013

Me di cuenta que cuando las cosas se hacen con pasión, cuando la causa es justa y genuina, un país entero se moviliza.

Andrea Callejas

2011 - 2012

Quito me abrió sus puertas con una enorme sonrisa y quedo eternamente enamorada de cada rincón que conocí. pero sobre todo rodeada de la gente tan cálida con la que crecí.

Ana Carolina Vela

2010 - 2011

El apoyo de los quiteños, ese amor tan cálido y sincero que le brindan a la Reina es un empujón para seguir trabajando y realizando hermosas obras.

Caridad Del Castillo

2009 - 2010

La mejor experiencia de mi vida, fue el regalo más hermoso que me dio la corona de Reina de Quito, envuelto con mucho cariño, para que yo lo aprecie y lo devuelva con todo mi amor.

Francisca Paz y Miño

2008 - 2009

Ser Reina de Quito me cambió la vida, la mente, el corazón y despertó en mí a una mujer segura de querer hacer el bien; que dedica su tiempo y conocimiento a algo que lo vale TODO.

Cristina de la Paz

2007 - 2008

Ser Reina de Quito para mí fue una experiencia maravillosa, marcó mi vida porque fue un año lleno de experiencias nuevas.

Valentina Mera

2006 - 2007

Esta experiencia maravillosa de servicio a la ciudad, tuvo y tiene muchísima influencia en mi vivir. La Fundación es un espacio por medio del cual se canalizan grandes ideas.

María Gabriela Galárraga

2005 - 2006

Reinar es enamorarse de Quito y convertirse en un actor comprometido por el cambio y las mejoras de esta bella ciudad”.

Karla Torres

2004 - 2005

¡Un año de aprendizaje, de forjamiento personal y espiritual y una vida de agradecimiento por todo lo que fue!

Maria Lorena Maldonado

2003 - 2004

Mi vida tiene ciertos ejes motores, motivaciones que me inspiran a mirar más allá, a creer que el mundo sí puede ser un lugar mejor y yo soy parte de ese mundo.

Ana Carolina Hidalgo

2002 - 2003

Me comprometió a continuar el trabajo iniciado por  mis  antecesoras, así como impulsar la campaña Sesenta y Piquito.

Ana Lizette Avilés

2001 - 2002

La banda y la corona las guardo con orgullo, es solo un recordatorio de lo privilegiada que fui por tener ese año de gratas e inmemorables experiencias, 

Paulina Espinosa

2000 - 2001

Si no vivimos para servir, no servimos para vivir”.

Natalia Torres

1999 - 2000

Sigo vinculada a la Fundación porque me enorgullece pertenecer a una institución en la cual sus miembros trabajan desinteresadamente para aportar  con los más necesitados.

Paulina Mesec

1998 - 1999

“Con entrega y amor se consiguen grandes metas”.

Ana María Serrano

1997 - 1998

La Fundación es un lugar mágico donde las cosas pasan, los sueños se cumplen, los imposibles no existen, las amigas son para siempre, y la ayuda desinteresada es REAL.

María José Jervis

1996 - 1997

 la Fundación Reina de Quito, hace un trabajo de hormiguitas, y si la hormiga reina tiene la energía suficiente, eso, obviamente, contagia en el ánimo de todas.

Daniela del Castillo

1995 - 1996

El Reinado fue lamejor universidad de mi vida, le doy gracias a Dios, y a todas las personas que me apoyaron., y mis hijos al saber que su madre y abuela fueron Reinas de Quito.

Sofía Arteta

1994 - 1995

Es una familia a la que hay que aplaudir… no por la banda, la corona, el glamour sino por el afán de trabajar y la convicción de que con esa labor, la vida se te cambia completamente.

Cristina Arellano

1994 - 1995

Dios me dio la maravillosa oportunidad de ser electa Reina de Quito, una gran bendición y un gran compromiso de trabajar en la búsqueda de cambios en la sociedad

María Lorena Vela

1993 - 1994

Quiero agradecer a todas las personas que de una u otra manera colaboraron durante mi año de servicio, a todas las ex Reinas y a todos miembros de la Fundación Reina de Quito.

Macarena Valarezo    

1992 - 1993

El reinado de Quito marcó mi vida! Fue el año más hermoso y con los mejores recuerdos que he tenido hasta hoy… ¡aprendí tanto!

Paola Vintimilla

1991 - 1992

Llevo más de diez años como voluntaria y espero con toda mi alma ser miembro de ella por muchos años más, ya que forma parte activa de mi vida y de mi familia.

María Fernanda Salvador

1990 - 1991

Definí mi año de reinado con las palabras del Premio Nobel de Literatura R. Tagore: “Yo soñaba que la vida era alegría, y vi que la vida era servicio; serví y vi que el servicio era alegría”.

María Mercedes Lasso

1989 - 1990

“Un día soñé que la vida era alegría. Desperté y me di cuenta que la vida era servicio. Serví y descubrí que el servicio es alegría”.siempre!

Margarita Bertero

1988 - 1989

Sin duda todas las interrogantes que había tenido en un inicio ya tenían respuesta. ¡Definitivamente este reinado había cambiado mi vida para siempre!

Cristina Saona

1987 - 1988

Me queda la grata sensación de la labor cumplida y la certeza de que como seres humanos somos responsables los unos de los otros.

Carmen Elena Huras

1985 - 1986

Si hoy tuviera la oportunidad de ser Reina de Quito, trabajaría en la formación de la ética, para generar consciencia y responsabilidad sobre nuestros actos

María Verónica Arias

1986 - 1987

La Fundación Reina de Quito fue formándose y delineándose a través de todos estos años, apoyando a los proyectos que cada reina tenía durante el año de su reinado.

María Teresa Donoso

1984 - 1985

Somos personas de todas las edades, de diferentes caracteres, líderes, de diferente manera de pensar y de ser, y a pesar de todas estas diferencias nos sentimos totalmente identificadas.

Maritza Granja

1983 - 1984

Perdurará en mi corazón gratitud hacia las manos generosas que me apoyaron, porque gracias a ellas recibí sonrisas de los niños, bendiciones de los viejitos… ¡Gracias, Quito!

Alexandra Vásconez

1981 - 1982

Permanezco en contacto con la Fundación Reina de Quito y con la labor que desarrollan tanto la Reina del momento así como las queridas ex reinas.

Nathalie Proaño

1982 - 1983

Mientras fui Reina de Quito aprendí a querer a mi ciudad donde decidí echar raíces, formar mi familia y contribuir en su desarrollo a través de mi profesión y de mi hogar.

María Teresa Donoso

1980 - 1981

Ser Reina me enseñó a conocer la realidad de esta bella ciudad, y la oportunidad de trabajar por varios sectores que requerían ayuda muchas veces emergente.

María Francisca Freile

1979 - 1980

Realmente un año es muy poco tiempo, felizmente hay una vida por delante y no faltan oportunidades para poder ayudar a quien lo necesita. ¡Lo importante es poder descubrirlas!

Margarita Haensli

1977 - 1978

Mi incorporación a la Fundación Reina de Quito, fue un paliativo, una sensación angelical, y no dejo de agradecer por todo el aporte cálido y emocional que allí he encontrado

Lucía Burneo

1978 - 1979

Recuerdo cuando fui elegida por las reclusas del Centro de Rehabilitación Femenina, como “Reina de la Cárcel”, por el trabajo social realizado, con ellas..

Consuelo Albornoz

1976 - 1977

Fue un orgullo, definitivamente, ya que una quiere mucho a su ciudad y servirle como Reina fue lo mejor. Durante mi reinado hice mucha ayuda social en forma individual.

Ángela María Restrepo

1975 - 1976

Creo que con el granito de arena que cada uno pone se logran cosas maravillosas, miro hacia atrás y veo como empezó y a donde hemos llegado, y me siento feliz y satisfecha.

María Piedad Lalama

1973 - 1974

Desde el primer momento que recibí la corona, supe que tenía un gran reto y con mucha responsabilidad y alegría lo asumí; era un sueño de adolescente hecho realidad.

Lucía Burneo

1974 - 1975

Estoy segura de que haber sido Reina de Quito me hizo una mujer más humana, más sensible y con una enorme gratitud para quienes me permitieron vivir este reinado.

María Soledad Leon Gándara

1975 - 1976

 Aprender de la humildad con que hay que aceptar las circunstancias que la vida nos pone en nuestro camino.

Silvia Guarderas

1972 - 1973

Prometo continuar viviendo “la magia del reinado de Quito,” contribuyendo con un granito de arena, a hacer de nuestro hermoso Quito “La Carita de Dios”, un lugar más justo..

Susana Castro

1970 - 1971

Veo con orgullo que esta iniciativa no solo persiste en sus objetivos, por los que fue creada, sino que se ha agrandado y ha sido imitada en otras ciudades del Ecuador.

Tatiana Calderón

1971 - 1972

Quito es símbolo de la unidad y solidaridad, donde cada día, con ilusión y esmero, se lucha por apoyar a la Reina en su labor social y en sacar adelante los programas de la Fundación

Carmen Pérez

1973 - 1974

Dios me dio la maravillosa oportunidad de ser electa Reina de Quito, una gran bendición y un gran compromiso de trabajar en la búsqueda de cambios en la sociedad.

Ana Villaquirán

1968 - 1969

Soy la admiradora número uno del trabajo de la Fundación Reina de Quito en todo su camino recorrido y me siento orgullosa de pertenecer a la misma.

Elena Cárdenas

1966 - 1967

Sin embargo, no dejo de admirar la labor profesional y de entrega de la Fundación Reina de Quito, que la respeto y la tengo en la mira de mis sueños, 

Consuelo Ordóñez

1967 - 1968

Retome la ruta del trabajo social con otras ex reinas que ponen el mismo empeño en las tareas que toman a su cargo, por pequeñas que puedan parecer.

Rocío Avilés

1969 - 1970

xÉse es el cuidado que hemos puesto en la Fundación, dejar en claro que es un reinado de servicio que no puede caer en la frivolidad.

Cecilia Pérez

1963 - 1964

Actualmente no tengo relación con la Fundación, pero siempre estoy pendiente de todo lo que hacen, y felicito con todo mi corazón, porque considero que realmente es una obra maravillosa.

Helena Serrano

1962 - 1963

Soy la admiradora número uno del trabajo de la Fundación Reina de Quito en todo su camino recorrido y me siento orgullosa de pertenecer a la misma.

Pepita Sánchez

1959 - 1960

Retome la ruta del trabajo social con otras ex reinas que ponen el mismo empeño en las tareas que toman a su cargo, por pequeñas que puedan parecer.

Iñaquito N37-265 y Villalengua, Quito - Ecuador

 frq@puntonet.com+(593)-2-246-8820

  • Fundación Reina de Quito
  • Fundación Reina de Quito
  • Fundación Reina de Quito
whatsapp.png

©2020 Fundación Reina de Quito - Creado por